9 de diciembre de 1944

Primer vuelo a vela Internacional en América


¿ Quién fue Alberto San Martín ?

      Alberto San Martín nació el 29 de junio de 1918, en la Capital Federal. Realizó actividades deportivas de natación, pelota a paleta, aeromodelismo, vuelo con y sin motor (avión y planeador). Inició su actividad de vuelo sin motor en el Club Argentino de Planeadores "Albatros", el 13 de marzo de 1938, en Merlo, con el planeador primario Kassel 5-E-4, siendo su instructor uno de los grandes del Vuelo sin Motor Argentino, Don Carlos Terrada.

      Comenzaba a vivir así la realidad de su pasión por volar. En ese momento Alberto logró cumplir una de sus máximas aspiraciones, nacida en la época en que pudo construir sus primeros aeromodelos en escala reducida y soñando siempre con tener la edad y el dinero necesarios para iniciar un curso de vuelo. Ese sueño se le hizo realidad en "Albatros" al lado de los grandes "precursores" como Finochietti, Buono, Vignera, Olivares, Duclout, Terrada, Teichman y tantos otros que él siempre respetó y admiró.

      Se recibió de piloto "A" el 3 de julio de 1938, con el mismo instructor y no paró hasta que el 24 de diciembre del mismo año rindió el "B" con la máxima figura de nuestro vuelo sin motor, Don Alfredo Finochetti, en carácter de instructor. Luchando con tesón, San Martín consiguió el título "C" el 9 de abril de 1939 con un Grunau "Baby" obteniendo poco después su "Patente Nacional de Vuelo Sin Motor", siempre bajo la instrucción de Finochietti. Se recibió de Instructor de Pilotos de Planeador con la patente N° 12 por el año 1940, que ejerció en el Club Argentino de Planeadores "Albatros", y algunos años después en el Club de Planeadores San Martín de Mendoza, siempre a título honorario.

      Conquistó el "C" de plata N° 8, el 9 de diciembre de 1944 con un planeador "Rhöbussard".

      Fue miembro integrante de la Comisión Directiva del Club Argentino de Planeadores "Albatros" y participó en la construcción de planeadores, entre ellos el Rhönbussard bautizado "Chiesa" que lo hizo desde la brigada "Cucaracha" de la que también formaba parte el malogrado piloto Chiesa. Realizó los vuelos de prueba de ese planeador en Merlo.

      San Martín participó en cuanto festival aéreo organizaran o animaran los pilotos de "Albatros", para promocionar el vuelo sin motor, realizando demostraciones de acrobacia, vuelo a vela y aterrizajes de precisión en distintos clubes del pais.

      Su actividad más intensa la dedicó a la instrucción, pero eso no le impidió que su pasión por el vuelo lo Ilevara a realizar algunas marcas de altura, permanencia y distancia de notable trascendencia. La prueba más importante la realizó con un planeador "Rhönbussard" el 9 de diciembre de 1944, un día que desde el punto de vista meteorológico aparentaba ser bueno para el vuelo a vela, y él supo aprovechar inteligentemente las ascendencias térmicas. Salió de Merlo y después de volar 2:17 hs. aterrrizó en Nueva Palmira, Uruguay.

      Para demostrar la importancia de su hazaña basta transcribir una de las tantas cartas enviadas por dos de sus compañeros pilotos del "Albatros":

"Querido Alberto:

    Enterados de tu vuelo al Uruguay, que consideramos un "vuelazo" digno de un volovelista como tú, no podemos menos que expresarte nuestra admiración y felicitaciones.
    Hacía tiempo que no se realizaban vuelos a vela de la magnitud del tuyo, que ha tenido la virtud de Ievantar más nuestro entusiasmo y hacernos sentir más orgullosos de ser tus camaradas.
    Es nuestro deseo que sigas superando y marcando rumbos en el vuelo sin motor argentino, en la seguridad de que espiritualmente estaremos siempre a tu lado.
    Recibe un fuerte abrazo de tus amigos y camaradas de vuelo."

Firmado: Ernesto Vito Vignera y Raúl María Olivares

      Se considera que este fue el primer logro internacional realizado en vuelo librado por un planeador en América.

      Por la realización de este vuelo, cumplido sin las formalidades exigidas para el cruce de las fronteras internacionales, sufrió San Martín una suspensión en su actividad de vuelo, aplicada por la autoridad aeronáutica, que no pasó a mayores, considerándose como un trámite meramente protocolar.

      Aun alejado del vuelo, siempre mantuvo dentro de un rincón de su corazón el fuego sagrado de su actividad volovelista que lo hizo retornar siempre que pudo, a un campo de aviación para colaborar desinteresadamente con sus conocimientos o simplemente a admirar los modernos veleros, sin haber perdido su aptitud ni su pasión por el vuelo, que mantuvo siempre como en sus mejores años.

      Alberto San Martín ha sido un gran propulsor de la actividad de vuelo sin motor en la República Argentina y así lo recordarán sus compañeros y alumnos, por su capacidad, sinceridad y grandeza de alma.

      Pasó sus últimos años de vida en Firmat, provincia de Santa Fe, donde siguió sembrando la buena semilla de sus conocimientos entre la gente joven del pueblo. Falleció en el año 2009.

Parte de este texto fue extraido del libro "El vuelo sin motor en la República Argentina" - José Cuadrado

Primer vuelo a vela Internacional en América
Volando al Uruguay

      El sábado 9, después del mediodía, quince o veinte planeadores remontaron vuelo. En uno de ellos, el Rhönbussard bautizado "Indio", procuraba ganar altura Alberto San Martín.

      Nadie conocía sus intenciones, llevaba una campera de cuero, 40 pesos y sus documentos de identidad. "Por las dudas" pensó. La hora era apropiada, la meteorología acompañaba. El instructor, Finochietti, lo remolcó hasta 1.500 metros de altura. Allí se despidieron. Encontró una térmica favorable, efectuó unos virajes y llegó a las bases de las nubes.

      Finochietti que ya emprendía su regreso al campo, pudo verlo en la cabina estremecido de gozo.

      - ¡ Este muchacho -comentó- piensa hacer algo grande !. Planeaba a unos 100 km/h rumbo al oeste, y volaba junto al "Spalinger" que piloteaba su amigo Widmer. El estaba algo más abajo. Llegó a la base de otra nube y comenzó a virar. A los 50 minutos de haberse desprendido del remolque ya había sobrepasado Tigre.

"A mi compañero lo vi en planeo, pero enseguida lo vi virar nuevamente hacia el noroeste, donde me encontraba yo, virando en cero. Comprendí entonces que no le iba bien en su planeo, y resolví no efectuar el planeo de deriva, pues no hallaría ascendentes".

  Habíamos acordado que haríamos distancia juntos; luego vi que se metía en una gran zona descendente y aterrizaba.

      Poco después busqué una ascendente, encontré apenas un metro de ascenso, una vez bien centrada alcanzó los cuatro metros por segundo.

      En esa ascendente comenzó su vuelo al Uruguay

Desde los 600 metros, ascendió hasta los 1.600, y se encontró en la base de la nube que tanto codiciaba. Sintió entonces una enorme impresión de seguridad.

      Luego de más de dos horas de vuelo llega a observar dos grandes diamantes luminosos: debían ser dos ciudades. Calculó que, volando con rumbo de 60º, llegaría a las inmediaciones de alguno de esos dos centros poblados. Pero las ascendentes ya no superaban los 4 m/s y trató de ganar altura, volaba "a oido", porque no llevaba velocímetro. Tenía a sus pies un espectáculo maravilloso: un mar de nubes deslumbrantes.

      Abandonando las nubes las ascendentes se terminaban. Saltó a la nube más próxima, planeó más hacia el este, dejó las nubes, cuando se dió cuenta había perdido 100 metros de altura, estaba por debajo de las bases de las nubes, y sin ascendentes.

      Entre las dos ciudades se decidió por la que estaba más al norte, después supo que era Nueva Palmira, y la otra, Carmelo. Continuó en planeo, y pensó que tal vez no llegaría al punto elegido. Afortunadamente encontró un cerro y comenzó a virar con la mayor prolijidad posible, allí pudo ganar algo más de altura.

      A tres kilómetros de Nueva Palmira localizó un campo que le pareció adecuado, junto a un monte cerrado, también había un galpón que vendría bien si debía desarmar el planeador.

      A las 16:17 hs. aterrizaba en el campo del Sr. Julio Rusch, un amable caballero uruguayo.

      Así agregó Alberto San Martín un nuevo récord a los éxitos logrados por los pilotos que vuelan en el "Albatros", digno de figurar junto al de altura, lograda por Teischman con 3.400 metros, el de permanencia, que pertenece a Madsen, con 7 hs., y el de Saúl Paglieri, de distancia, que unió Merlo con Maipú.

      Es el primer vuelo a vela que une dos países: el del alemán Hans Ott que voló de Colonia a Quilmes habría que homologarlo en un género distinto, pues se hizo remolcar a 4.000 metros, y con un planeo bien administrado llegó a la costa argentina.

      El vuelo sin motor criollo tiene también su Teodoro Fels: como hacía 32 años, otro muchacho argentino cumplía la maravillosa aventura.

      En la comisaría uruguaya donde debió mostrar sus documentos, el escribiente comentó: "este San Martín debía tener algo de héroe . . ."

El texto fue extraido de un antiguo diario de diciembre de 1944

Diploma entregado por sus compañeros del "Albatros"

45 años después su club, "Albatros", le brindó un reconocimiento

      Este vuelo fue en su momento y lo sigue siendo aun hoy, muy discutido. Unos manifiestan que se cruzó al Uruguay volando sobre el Delta. Otros, incluido quien realizó el vuelo, que se voló sobre el Río de la Plata.

Aporte del Sr. Manuel "Lito" Fentanes

      Nuestro conocido amigo volovelista "Lito" Fentanes aporta material documental de la época. Se trata de recortes de un extenso artículo de un diario de diciembre de 1944.




  • Si desea leer este documento, haga click aquí para descargarlo.

    Aporte de las hijas de Don Alberto San Martín

          En mi búsqueda permanente de material que corrobore lo que expongo en el sitio, he llegado al aporte de documentación por parte de las hijas de Don Alberto San Martín.

          En este caso, se trata de dos archivos en formato de Adobe (.pdf) con las memorias de Don Alberto sobre ese vuelo, incluido un mapa sobre el recorrido realizado. Además un escrito mecanografiado que lleva la firma de Don Alberto, donde explica en cierta forma el motivo de la discusión sobre por donde se realizo el cruce al Uruguay.



  • Si desea leer este documento, haga click aquí para descargarlo.

  •                  


    Junín - Bs. As. - Argentina