Luis Alberto Barrera

"Un luchador incansable"

      Nació el 2 de marzo de 1923 en la localidad de Lucas González, Entre Ríos, de profesión Ingeniero Agrimensor, título otorgado por la Universidad Nacional de Córdoba.

En este resúmen se condensa una vida de poco menos de 60 años vinculados a la aviación en general y al "Vuelo a Vela" en particular, los que se pueden sintetizar, aún a resto de incurrir en alguna arbitrariedad u omisión, en los siguientes aspectos fundamentales:

      Como aerodeportista, practicando el aeromodelismo, la aviación general y especialmente el volovelismo, en el cual desarrolló también actividad deportiva con participación en torneos regionales y nacionales.

      Como dirigente de clubes, desempeñando funciones en las comisiones directivas de todas las instituciones aerodeportivas en las que realizó actividad, fundamentalmente en el Club de Planeadores Córdoba y como promotor de lo que hoy es la Federación Argentina de Vuelo a Vela (F.A.V.A.V.).

      Como autoridad nacional, en el marco de la Subsecretaría de Aviación Civil (Dirección General de Vuelo sin Motor), gestando y colaborando en la creación y aplicación de distintas políticas destinadas a la consolidación y crecimiento del aerodeporte nacional, durante la época en la que se produjo el mayor crecimiento de la actividad.

      Como integrante de entidades destinadas a lograr el engrandecimiento de la aviación civil, integrando distintas asociaciones y participando de congresos que bregaron por la creación de una autoridad civil para la fijación de políticas de desarrollo y control de la actividad aeronáutica comercial y deportiva en general y, previo a su privatización, la transformación de la Fábrica Militar de Aviones, a fin de que la misma se adaptara a las nuevas condiciones económicas del país y del mundo y evitar así su cierre definitivo o la transformación en un simple taller de mantenimiento, tal como lamentablemente terminó ocurriendo.

      Su última actividad, vinculada específicamente al Vuelo a Vela, fue como fabricante de planeadores, formando parte de un grupo de socios del Club de Planeadores Córdoba que fundaron Planar S.A. y se lanzaron a la aventura de producir un planeador en nuestro país, bajo licencia de una de las fábricas líderes del mundo.

      Una anécdota pinta a Luis Barrera de cuerpo entero en lo que fue su entrega por el Vuelo a Vela. Cuando se formó Planar para producir el ASK 18 y Ilegó el momento de realizar aportes económicos entre los socios, aún cuando ya se sabía que el negocio no sería rentable, "Lito", como lo llamaban sus amigos, se vio en la alternativa de alejarse del proyecto o destinar a él el producido de la venta de un negocio, el que inicialmente estaba destinado a una inversión que le diera mayor seguridad para su vejez. Lo conversó con su compañera de toda la vida y con sus hijos.

      El apoyo de su familia lo llevó a realizar un aporte que no tuvo ningún retorno. Pese a ello, y aún cuando ya se había retirado de la firma, siempre se manifestó conforme con haber participado en lo que entendió fue el intento contemporáneo más serio de desarrollo y crecimiento de las bases de nuestro deporte, destinado específicamente al sector de los pilotos recién recibidos, mediante la dotación a los clubes de planeadores adecuados que les permitiera retener un mayor porcentaje de aqueIlos.

      Su familia, sus amigos, el Club de Planeadores Córdoba y el Vuelo a Vela nacional, han perdido a un gran hombre, que se destacó no sólo por sus dotes personales y su incansable lucha en aras del crecimiento de nuestra aeronáutica, sino que también se destacó por una inquebrantable búsqueda de los equilibrios que permitieran sumar siempre, y no restar, para que todos pudieran colaborar, en la medida de sus posibilidades y de sus voluntades, al crecimiento y desarrollo de la actividad aeronáutica en general.

Antecedentes aeronáuticos

1936 a 1938: Construyó los primeros aeromodelos que volaron en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, construidos en base a planos publicados en la revista francesa "Les Ailes".

1938: Participó en la fundación del Club de Planeadores Paraná, interviniendo en la construcción del primer planeador escuela de la entidad.

1939: Socio fundador del Club de Aeromodelistas Paraná, uno de los más antiguos del país. Su escuela de aeromodelismo, de la cual fue Director, impartió enseñanza teórico-práctica a gran cantidad de alumnos de escuelas entrerrianas al lograrse, por su iniciativa, la oficialización del aeromodelismo como instrumento idóneo para formar conciencia aeronáutica.

1940: Es socio fundador del Aero Club Paraná, colaborando en la organización y dictado de los primeros cursos teóricos de la "Aerodinámica y teoría del vuelo" destinados a futuros alumnos del curso de piloto. En espera del instructor y del avión, el material didáctico era un gran aeromodelo.

1942: Socio fundador del Club de Planeadores Córdoba del que el es su "Socio Nº 20" , siendo de los primeros practicantes del volovelismo en la provincia de Córdoba (no figura en el Acta de fundación del C.P.C. por no haberse encontrado en la ciudad de Córdoba en ese momento).

1943: Inicia el curso de "Piloto de Planeador" en eI Club de Planeadores Córdoba (aeródromo "Las Playas", ubicado en las cercanías de la actual .Escuela de Avlación Mllltar), recibiendo la Patente "A" en dicha institución con fecha 02/07/44, la Patente "B" le es otorgada con fecha 24/11/45, en el C.P. Paraná.

1942 a 1946: Curso tres (3) años de la carrera universitaria de Ingeniería Aeronáutica, estudios que abandonó luego de una interrupción producida por el cumplimiento del servicio militar.

1948: Recibe la Patente "C" con fecha 8 de agosto, en el Club de Planeadores Córdoba, y la "Patente Nacional" con fecha 19/03/51.

1950: Practicando la actividad volovelística en el Club de Planeadores Córdoba, bate el "Récord Argentino de Altura Ganada", tripulando un planeador marca Grunau "Baby II" (construido en los talleres de la institución), con una marca de 3.900 metros ganados (4.300 m S.N.M.).
      En el mismo año participa en la fundación del Instituto Argentino de Vuelo a Vela, entidad que inició un auspicioso programa de investigaçiones científicas bajo la dirección del eminente Prof. Walter Georgii, cuyos aportes fueron la base de la teoría de la meteorología moderna aplicada al vuelo a vela.

1951: Es designado Secretario General de la Comisión Organizadora del Primer Congreso Argentino de Vuelo Sin Motor (21 al 25 de marzo). Fue Secretario General de la Mesa Directiva y tuvo a su cargo la publicación de sus deliberaciones.
      También en 1951 participó en la organización de la Federación Argentina de Vuelo a Vela, siendo designado Secretario General de su Asamblea Constituyente (desarrollada en la localidad cordobesa de Villa Rumipal el 24 de marzo de ese año).

1951 a 1955: Se desempeña como Secretario General de la Dirección General de Vuelo Sin Motor (ex-Subsecretaría de Aviación Civil), funciones que declinó por no compartir la orientación dada a esa actividad por parte de las autoridades asumidas con posterioridad a la interrupción institucional de 1955.

1952: Realiza y aprueba el Curso de Piloto Privado de Avión en el Aeródromo San Fernando (Pcia. de Bs. As.), obteniendo la patente correspondiente.

1952: Integró con representantes de la Federación Argentina de Vuelo a Vela y del Instituto Argentino de Vuelo a Vela, el Consejo consultivo de Vuelo Sin Motor, entidad asesora que gravitó decisivamente en el desarrollo de la actividad volovelística de los clubes.

1971 y 1972: Siendo Presidente del Club de Planeadores Córdoba, promovió y dirigió la organización de dos importantes reuniones aeronáuticas (Expoaer 71 y Espoaer 72), cuya finalidad fue reactualizar y destacar las realizaciones y logros de la industria aeronáutica nacional (particularmente de la Fábrica Militar de Aviones, de la ciudad de Córdoba), reuniendo en el Aeródromo Juárez Celman numerosos productos (aviones, cohetes, paracaídas, etc.), diseñados y construidos en el país, las que lograron convocar a más de 10.000 asistentes cada una.

1973: Integró, como fundador, el Comité Pro-Defensa de la Aviación Civil (C.O.D.A.C.), entidad multisectorial que bregó por la constitución de un organismo específico para la actividad aeronáutica civil y que logró (con el apoyo de técnicos, profesionales, investigadores, fabricantes y cultores del vuelo), que en 1974 el H. Senado de la Nación diera media sanción al proyecto de creación de la Secretaría de Estado de Aviación Civil, el que luego no fue tratado por la Cámara de Diputados del Congreso.

1983: Aprueba el curso organizado por la Federación Argentina de Vuelo a Vela y dictado por el Instituto Nacional de Aviación Civil (I.N.A.C.), recibiendo la patente de Instructor de Planeadores, actividad que desempeña en el Club de Planeadores Córdoba y durante la cual realiza traducciones de manuales extranjeros de instrucción para alumnos del curso de piloto de planeador, con la intención de actualizar la metodología de aprendizaje de los futuros pilotos.

1984: Integró el Centro de Estudios Aeroespaciales de Córdoba (C.E.A.), entidad que elaboró el proyecto de transformación de la Fábrica Militar de Aviones (F.M.A.) en una "Empresa Nacional Autárquica" que dependiera directamente de la Presidencia de la Nación, proyecto que fue presentado al Gobierno Constitucional electo en 1983. La idea de desvincular a ese complejo industrial del manejo por parte de la Fuerza Aérea Argentina no obtuvo el consenso necesario para su aprobación.

1984: Creación Sector "V.F.R.-Oroño": Entre estos trabajos se destaca la negociación desarrollada (con mucho éxito y que significaron el primer antecedente en el país) juntamente con las autoridades de la Dirección de Tránsito Aéreo (dependiente del Comando de Regiones Aéreas de la Fuerza Aérea Argentina) con el objetivo de encontrar una sistematización y coordinación del tránsito aéreo del Aeródromo Juárez Celman con el del Aeropuerto Internacional Córdoba (Pajas Blancas) y permitir así la continuidad de ta actividad del Club de Planeadores Córdoba en el predio de su propiedad que ocupaba desde hacía ya más de 40 años.

1985: Integra, como Vicepresidente, la Mesa Directiva del Primer Congreso Argentino de Aviación Civil, nuevo e infructuoso intento de reorientar la actividad y lograr la creación de un organismo específico que la regule en todos sus aspectos.
      En numerosas oportunidades, y en distintos períodos de su historia, se desempeñó como Autoridad del Club de Planeadores Córdoba, ocupando los cargos de Presidente, Secretario y Vocal y otras responsabilidades puntuales ante trabajos especiales que se les solicitaran por parte de sus autoridades.
      Integra, con otros pilotos y técnicos del Club de Planeadores Córdoba, la Empresa Planar S.A., la que, bajo licencia. alemana, construyó una serie de planeadores ASK 18 AR, homologado por la Dirección Nacional de Aeronavegabilidad, la que le extendió el Certificado Tipo NQ PL - 9101, primero y hasta el momento único concedido en el país a aeronaves construidas bajo la vigencia del Convenio de Reciprocidad Tecnológica firmado con la Administración Federal de Aviación (F.A.A.), autoridad de aplicación y control de la aeronáutica civil de los Estados Unidos de Norteamérica.
      Durante su permanencia en esta firma, hasta el año 1994, la construcción de cinco (5) planeadores bajo norma internacional fue la única experiencia de fabricación en serie de planeadores en el país en los últimos 20 años y la primera oportunidad en que la misma se realiza bajo licencia de una de las fábricas líderes del mundo (Alexander Schleicher, de Alemania).
      La época durante la cual se desempeñó como Secretario General de la Dirección General de Vuelo Sin Motor (ex- Subsecretaría de Aviación Civil) fue en la que se produjo la mayor expansión de la actividad aerodeportiva (y más específicacmente la volovelística) en el país, ya que a partir de la misma se implementaron políticas de ayuda a los clubes de planeadores con la entrega de aviones de remolque, kits de planeadores escuela, monoplazas de entrenamiento y biplazas, para que en los mismos los carpinteros (también formados a partir de políticas orientadas desde la Dirección) y alumnos y pilotos colaboren en la construcción del material de vuelo que utilizarían en su actividad posterior. Estas políticas se dejaron de lado a partir de 1955, y se eliminaron definitivamente en 1991.

      Luis Alberto Barrera falleció el día 6 de enero de 1996 en la ciudad de Córdoba , uno de los hombres que más se destacó en la historia del Vuelo a Vela nacional por su impronta personal, su labor en la consolidación de nuestro deporte en sus comienzos, como dirigente de uno de los clubes más importantes del país (el Club de Planeadores Córdoba), como defensor de la industria aeronáutica nacional y promotor de la independencia funcional y operativa de la aviación civil respecto de la Fuerza Aérea.


                 


Junín - Bs. As. - Argentina