Cruce del Río de la Plata en planeador

      El 6 de febrero de 1949 Manuel "Lito" Fentanes cruzó el Río de la Plata en planeador volando en un frente de tormenta.

      Realizó el cruce del río uniendo Merlo (B) y Paysandú (Uruguay) a bordo del planeador "Rhönbussard" matrícula LV-OAI, bautizado "Indio".

      Encontramos en esta proeza cierta equivalencia histórica con el célebre vuelo que allá, por los primeros días del mes de diciembre de 1912, realizó el cabo Teodoro Fels (oriundo del Uruguay pero ciudadanizado argentino), cuando saliendo del aeródromo bonaerense de "El Palomar" cruzó el estuario en un aeroplano "Bleriot".

      Manuel Fentanes nos cuenta:
      "No crean Uds. que yo tenía el domingo la más remota idea de atravesar planeando el Plata, ni mucho menos venir a Paysandú.

      Sucedió que poco antes del mediodía de anteayer se veía avanzar en Merlo una tormenta. Volar frente a la tormenta es algo que sucede pocas veces, por lo que yo decidí aprovechar la oportunidad para hacer esta interesante experiencia, solicitando autorización al instructor, el que me dijo que no valía la pena, porque el viento no era fuerte. Pero poco después, el mismo instructor me dijo que la velocidad del viento aumentaba considerablemente y que podía despegar, si quería.

      Obtenida la autorización, a las 12.10 hs me hallaba en el aire, con el propósito de volar hasta la localidad de Campana, situada a media hora de vuelo de Merlo.

      Volar con un frente de tormenta no es volar dentro de la ráfaga, sino en su borde, con lo que el planeador adquiere la misma velocidad de desplazamiento que el viento.

      Hasta ahí todo marchaba bien, pero en determinado momento el frente se cerró y yo quedé preso dentro de él hasta que pude salir, encontrándome con que estaba sobre la localidad de Tigre.

      Allí no tenía posibilidades de aterrizaje y me encontré nuevamente cerrado, por lo que me orienté sobre el Río de la Plata, pasando poco después sobre la isla Martín Garcia, donde está prohibido aterrizar.

      Consultando mi mapa de vuelo, me orienté hacia Carmelo, lo sobrevolé y continué hacia el Este. Al poco rato ya me encontraba sobre la ciudad de Durazno.

      Mi desplazamiento hacia Durazno se debió a que mientras sobrevolaba territorio uruguayo, orillando la tormenta, me encontré con grandes masas de cúmulus, en las cuales hube de engolfarme, con las consiguientes consecuencias y falta de visibilidad. Me hallé por un rato bloqueado entre el frente y los cúmulus, lo cual no era nada agradable.

      Como hube de tomar altura, sufrí los rigores de una temperatura de varios grados bajo cero.

      Además, en determinado momento, una fuerte granizada repiqueteaba sobre mi planeador atronadoramente. Felizmente, pude sortear bien todas esas dificultades y sin que en ningún instante me viera obligado a abandonar el derrotero que me había marcado para capear el temporal.

      Como mi mapa terminaba ahí, es decir, que no sigue más allá de una línea imaginaria de Norte a Sur, que cruza por Durazno, yo ignoraba que podría haber hacia el Este en el territorio uruguayo.

      Por esa circunstancia y por haber recordado que estaban prohibidos los vuelos sin autorización sobre este territorio, decidí dar la vuelta y marchar hacia Concepción del Uruguay, para buscar el aterrizaje en su aeropuerto.

      Llegué justo sobre Concepción del Uruguay, pero el frente de tormenta llegó junto conmigo y me impidió aterrizar, dí la vuelta y guiándome por mi carta, que marcaba la existencia de un aeródromo en Paysandú, pude llegar aquí y aterrizar con toda felicidad, siendo exactamente las 18 hs.

      El recorrido que efectué desde Merlo a Paysandú, es de 280 km, pero tomando en cuenta la vuelta por Durazno, el viajecito se extendió a 400 km que de a ratos resultaron accidentados, pero sin que nunca peligrara mi estabilididad ni perdiera el control del planeador."

El texto y las fotografías de esta página fueron extraídas del diario "El Telégrafo" del día 8 de febrero de 1949.
Son palabras vertidas por Manuel Fentanes en una nota que le fuera realizada en esa oportunidad.



Manuel Fentanes llegado a Paysandú (Fotografías aportada por el Sr. Manuel Fentanes)


                 


Junín - Bs. As. - Argentina