9 de diciembre - "Día del Volovelista Argentino"

Un día memorable

      Cuando todavía no se habían acallado los comentarios y los recuerdos de las excelentes demostraciones de vuelo en marzo y abril en El Palomar por la delegación de volovelistas alemanes, el 9 de diciembre de 1934 un entusiasta piloto argentino, Ernesto Vito Vignera, con un planeador "Prüfling" de tipo secundario, del Club Argentino de Planeadores "Albatros", sorprendió a todos realizando su primer vuelo térmico, y a la vez, realizado por un argentino, con una duración de 45 minutos, alcanzando en el mismo vuelo una altura de 600 metros y aterrizando a una distancia de 25 km, que es la existente entre Morón, lugar donde efectuó el despegue remolcado por un automóvil, hasta las inmediaciones de Monte Grande, lugar donde llegó sin novedad.

      Cuando el planeador se perdió de la vista de sus compañeros de vuelo en el aeródromo de Morón, cundió la preocupación y salieron a buscarlo tres pilotos amigos, cada uno en su avión, hasta que fue localizado felizmente en el lugar donde había aterrizado.

      Por este vuelo, veinte años despues, la F.A.V.A.V., en su "V Congreso Argentino de Vuelo sin Motor" llevado a cabo los días 23 al 25 de julio de 1955 en la Villa Olímpica de Ezeiza, aprobó la ponencia Nº 15 que estableció como "Día del Volovelista Argentino" el 9 de diciembre de cada año, recordando la triple marca establecida por Ernesto Vito Vignera en ese vuelo.

Artículo extraído del libro: "El Vuelo sin Motor en la República Argentina" - José Cuadrado


                 


Junín - Bs. As. - Argentina