Horten Ho 1b

En 1949 Daniel Dekker, por entonces presidente del Club de Planeadores Otto Ballod, le solicitó al Dr. Reimar Horten los planos para construir un planeador de entrenamiento monoplaza, de concepción sencilla y barata.

Así nació el Horten Ho 1b, un ala volante que no era más que una versión modernizada de un planeador que los hermanos Horten habían desarrollado en Alemania en 1933.

Su construcción se inició en González Cháves en 1950, pero como el aparato tenía una concepción bastante compleja, la brigada de trabajo compuesta por el propio Dekker, Francisco Fernández y algunos socios más, tardó cuatro años en terminarlo.

Fue inscripto en el Registro Nacional de Aeronaves con la matrícula experimental LV-X17, se iniciaron los ensayos de remolque con auto a principios de 1954. Primero se hizo una serie de saltos, cuya altura se fue aumentando en forma progresiva, hasta que el 2 de mayo de 1954 se lo remolcó con avión y se realizó con todo éxito su verdadero primer vuelo.

Este planeador estuvo en servicio durante veinticinco años y en 1988 se llegó a proponer su rehabilitación, aunque luego se abandonó la idea pues hubiera requerido una virtual reconstrucción. Finalmente en el año 2006 se realizó la restauración, y realizó su nuevo primer vuelo en el mes de enero de 2007.

El Horten Ho 1b, una verdadera pieza histórica, se encuentra preservado actualmente en el hangar del Club de Planeadores Otto Ballod, en el aeródromo de Adolfo González Cháves (Bs.As.).

Especificaciones

País de origen: Argentina
Diseñador: Reimar Horten
Constructor: Club de Planeadores Otto Ballod
Envergadura alar: 12,40 metros
Superficie alar: 21,00 m2
Alargamiento: 7,10
Perfil alar: Horten
Carga alar: 10,00 kg/m2
Peso vacío: 120 kg
Carga: 90 kg
Peso máximo: 210 kg
Estructura: Madera

Performance

Vel. máx. en aire calmo: 180 km/h
Vel. de pérdida: 45 km/h
L/D máximo: 21 a 72 km/h
Mín. caída: 0,80 m/s a 60 km/h








Junín - Bs. As. - Argentina