Planeador primario "Pampero"
En homenaje a los pioneros constructores
por Carlos "Beto" Lorenzo

      El pasado 29 de marzo se cumpló un año más que ha volado en Santa Rosa, (La Pampa), el "Primer Planeador construido en la Argentina por una brigada de aficionados", que sus constructores lo bautizaron "Pampero", por referencia al viento del SW predominante en esa zona.

      En 1929 la revista "Ciencia Popular", que estaba desarrollando una intensa campaña para popularizar el vuelo sin motor, publicó en 1930 los planos del planeador primario "Northrop". El artículo despertó el interés de Antonio Vázquez quien, secundado por los hermanos Ramón e Isidro del Olmo y Avelino Cuñado decidieron encarar su construcción, que les demandó ocho meses de intenso trabajo. Posteriormente se agregaron al grupo Arturo Ospital, Carlos Polo y Luis Comas.

      Obviamente no tenían los materiales aeronáuticos específicos por lo que adaptaron para su construcción todo lo que pudieron obtener en los comercios de la ciudad, así la madera para su estructura era Pino Paraná y la terciada era la común para muebles de 3 mm pegada con "cola de carpintero", que se la ablandaba al Baño María. La tela era bramante para sábanas (100% de algodón) y estaba impermeabilizada con barniz común, así como también toda la madera. La única desviación de los planos, fue instalarle un tren de aterrizaje para darle más estabilidad en tierra.

      El 29 de mayo de 1931 realizó el primer vuelo al mando de Antonio Vázquez remolcado por un automóvil Chevrolet modelo 1930 de Arturo Ospital en el campo del mismo. Hay que tener en cuenta que Vázquez no era piloto y sólo contaba con un texto elemental de instrucción básica sobre pilotaje lo que le permitió realizar algunos vuelos rectos a baja altura, limitado por la acción de los comandos que eran excesivamente duros.

      Es de hacer notar que en los dibujos tan pequeños de los planos no había detalles de la existencia y ubicación de las poleas para el recorrido de los cables de control, por lo que las reemplazaron por armellas y la fricción que ellas generaban hacía muy duro los comandos, dificultando su maniobrabilidad. Cuando a principios de 1931 Vázquez visitó el Club Argentino de Planeadores "Albatros", donde lo atendió Ernesto Vito Vignera, pionero y reconocido volovelista, quien le mostró el material de vuelo y le explicó los métodos de enseñanza, Vázquez se sorprendió por la suavidad con que se movía el bastón de mandos de los "primarios" del Club, entonces Vignera le explicó que se debía a las poleas, por lo cual a su llegada a Santa Rosa se las instalaron al "Pampero", convirtiéndolo en un planeador muy dócil y fácil de volar. Una vez que Vázquez se sintió hábil consiguiendo realizar virajes y hasta logró alturas de 100 metros, comenzó a enseñarle a los demás.

      A partir de allí se usó intensamente en los vuelos de instrucción a los integrantes del equipo por lo que, como es lógico, sufrió una serie de percances y roturas menores. A ellas se sumó un accidente ocurrido en 1932 en el que se destruyó parcialmente a manos de Carlos Polo, quien sólo sufrió la quebradura de un tobillo. Aunque en esta ocasión el "Pampero" fue arreglado y puesto nuevamente en vuelo, las actividades se suspendieron definitivamente en 1933 debido a otro accidente del cual nunca fue reparado.

      Esta fue la historia de este verdadero primer planeador experimental, totalmente construido con materiales argentinos y por aficionados que no tenían idea de aeronáutica, pero con muchas ansias de VOLAR…

Características y Performances:
Envergadura: 10,40 m
Peso vacío: 82 kg
Peso máximo: 172 kg
Mínimo descenso: 1,50 m/s a 42 km/h
L/D: 1:9 a 50 km/h.


El plano sobre el que se basaron para construirlo y en la primera foto, tomada a principios de 1931.


El "Pampero" en construcción: año 1931, en la casa de los hermanos Del Olmo (Estrada 169, Santa Rosa, La Pampa). De izq. a der.: Avelino Cuñado, Antonio Vázquez, ¿señor de traje? y los hermanos Ramón e Isidoro Del Olmo. El niño: Mario Aragón (quien fuera un destacado abogado de nuestra ciudad).


El "Pampero" pronto a su primer vuelo.



      El "Pampero" en remolque de coche, con una coupé Chevrolet 1930 de Arturo Ospital en el campo de su propiedad. En esta foto se lo puede ver en su "segunda versión", ya que después de numerosos remolques por coche y algunas roturas, decidieron incluirle un tren de aterrizaje.


Bibliografía consultada:

"Historia de la Industria Aeronáutica Argentina" Tomo I, pág. 175 de Francisco Halbritter, editado por la Biblioteca Nacional de Aeronáutica.
"Aviones Argentinos" pág. 49 de Atilio Sale editado por Editorial Cid
"El Vuelo sin Motor en la República Argentina" Tomo I, pág. 102 de José Cuadrado, editado por AVVA (Asociación Veteranos de Vuelo a Vela de Argentina).

                 


Junín - Bs. As. - Argentina