El proyecto "Perlan"

"La Misión"

      El "Perlan II" volará a 30.000 metros de altura, en el borde de espacio, para explorar y estudiar las gigantes ondas de montaña que ayudan a crear el agujero de ozono y el cambio climático terrestre. Esto requerirá la ingeniería de una nave espacial con las alas del planeador que pueden volar en menos del 3% de la densidad del aire normal y a temperaturas de 70 ºC bajo cero, las condiciones que se aproximan a las de la superficie de Marte. Estas misiones proporcionarán educación e inspiración para los jóvenes en busca de carreras de la exploración y la aventura en la ingeniería y la ciencia.


Surfeando en el cielo

      Los pilotos de planeador han volado en las ondas de montaña desde 1932. El proceso es como el "surf" en una ola en el océano, excepto que el planeador está dentro de la onda, y no en su superficie. Einar Enevoldson, un piloto de pruebas de la N.A.S.A., vio evidencia de que en las regiones cercanas a los polos, en invierno, las ondas podrían extenderse por encima de la troposfera, ya dentro de la estratosfera. Anteriormente, nadie había buscado ondas en la estratosfera en las regiones subpolares en invierno. Desde 1992 hasta 1998 reunió más evidencia de que existían estas ondas, y podrían ser lo suficientemente fuertes como para elevar un planeador a notables altitudes. En 1998 la Dra. Elizabeth Austin se unió a Einar en la búsqueda de una comprensión de las ondas de montaña estratosféricas. Ella encontró que el vórtice polar, y uno de sus principales componentes, la corriente de chorro estratosférica polar nocturna, existente sólo en invierno, siempre que la alta velocidad del viento en la estratosfera esté presente para que generen increíblemente ondas de gran altura. El Proyecto Perlan se formó para explorar estas ondas y volar a los confines del espacio.


La aeronave

      El Airbus Perlan II es un planeador presurizado diseñado para volar en el borde del espacio donde la densidad del aire es menor que el 3% de lo que es en el nivel del mar. Llevará una tripulación de dos personas y los instrumentos científicos necesarios para estudiar las ondas estratosféricas de montaña. El planeador tiene un peso bruto de 820 kgs. y una envergadura de 25,60 metros. Su verdadera velocidad de vuelo a los 30.000 metros de altura, será de 650 km/h. La cabina se presuriza a 8,5 PSI (0.59763 kg/cm2). La tripulación respirará oxígeno puro proporcionado por un sistema artificial de respiración.




Siguiente

                 


Junín - Bs. As. - Argentina