Los planeadores primarios

Una historia apasionante
por Francisco Halbritter

      Como en todo desarrollo tecnológico, en el proceso de crecimiento del prímario intervino algo que es parecido a la selección natural que utiliza la naturaleza: se intentaron diversas soluciones y con el tiempo sobrevivió la más apta. Aunque un primario puede parecer una máquina terriblemente elemental, su genialidad radica precisamente en esa sencillez, pues hacer cosas simples y eficientes es muy difícil. Por este motivo, no debe asombrarnos que en esta historia aparezcan los nombres de varios de los más importantes protagonistas de la aviación mundial.

      En 1910 Friedrich Harth, un joven residente de Bamberg, Alemania, presenció los vuelos de un avión "Bleriot XI" que parecía subir gracias al empuje de un viento frontal arrachado. Su conclusión fue que podría aprovechar la energía del viento para hacer ascender un avión sin motor, es decir un planeador, y decidió construir uno. Su primer aparato fue el S-1 (S por Segelflugzeug, es decir planeador en alemán), que no logró volar, pero que fue perfeccionado en sucesivos modelos. El S-3 ya volaba razonablemente bien y el S-4 ya era un verdadero planeador.

      A principios de 1914 se radicó con su familia en Bamberg un adolescente de dieciseis años Ilamado Willy Messerschmitt. Allí conoció a Harth, quien en julio de ese año le prestó su planeador S-4 para que hiciera un corto vuelo, a partir de este momento su vida quedó ligada a los planeadores (y luego a los aviones).

      En 1917, con la guerra en curso, Messerschmitt se incorporó al Ejército, donde aprendió formalmente a volar. En 1919 Harth y Messerschmitt se unieron al entusiasta grupo de Wasserkuppe, continuaron con el desarrollo de sus planeadores y en el verano de 1921 ensayaron su planeador S-8, con el que realizaron planeos de hasta siete minutos. El 13 de septiembre Friedrich Harth sufrió un grave accidente, que le ocasionó heridas de tal gravedad que lo alejaron de la actividad. Messerschmitt quedó solo, pero contínuó con el desarrollo de estos planeadores y en 1922 Ilevó a Wasserkuppe sus modelos S-10 y S-11. El segundo fue un fracaso, pero el S-10 tuvo características de vuelo excelentes. Uno de los primeros en probarlo fue el experimentado piloto y constructor Wolf Hirth, quien se sintió tan satisfecho que sugirió su uso como planeador de instrucción elemental. Había nacido el "Adán" de los primarios.

      Aunque Messerschmitt prosiguió con su desarroIlo, poco tiempo después se orientó hacia los planeadores motorizados, como un primer paso hacia la construcción de aviones, a tal punto que en 1923 fundó la Flugzeugbau Messerschmitt Bamberg, la antecesora del grupo empresario cuya trayectoria se remonta hasta nuestros días.

      Otro protagonista de esta historia fue Fritz Stamer, quien en 1921 había construido y volado con todo éxito en Wasserkuppe un planeador biplano que denominó "Frohe Welt", un desarrollo del biplano que Ittner había volado en 1919 en Nüremberg. El "Frohe WeIt" era también un intento de crear un instructor elemental, aunque no pasó de esta etapa.

      El principal actor de esta historia fue Alexander Lippisch; quien había nacido en Berlín el 1 ° de novíembre de 1894. Su pasión por la aviación se inició en 1909, cuando fue testigo de las exhibiciones de Orville Wright en el aeródromo berlinés de Tempelhof, momento en que decidió dedicar su vida a la ciencia del vuelo. Con el tiempo se convertiría en una autoridad mundial en aerodinámica, especializándose en alas en forma de delta y en propulsión cohete.

      Tal como sucedió con sus colegas, a partir de 1919 Lippisch concentró su entusiasmo en los trabajos que se desarrollaban en Wasserkuppe. Allí presenció los vuelos de Harth y Messerschmitt con el S-8 y siguió con interés su desarrollo, hasta que en 1922 pudo admirar la sencillez y la eficiencia del S-10. A su juicio, éste era el camino para solucionar el grave problema de la instrucción de los pilotos noveles.

      Por esta época Lippisch estaba trabajando en la empresa Weltensegler (una de las primeras del mundo formadas exclusivamente para construir planeadores). En sus tiempos libres confeccionó los planos de una versión mejorada del S-10 y luego pidió autorización para construir el prototipo en los talleres de la fábrica. La nueva máquina se presentó en el cerro Wasserkuppe en la temporada de verano de 1923 y su éxito fue inmediato, a tal punto que se lo aceptó como el primero y verdadero planeador de instrucción, que luego se utilizaría en forma masiva en todo el mundo.

      Se dice que en la fabricación del prototipo intervinieron dos jóvenes suecos, que trabajaban en Weltensegler para poder pagar sus cursos en Wasserkuppe. Aparentemente no estaban muy contentos con su suerte, pues constantemente se referían al prototipo en su idioma natal diciendo "djaevlar anamma", que traducido al alemán es "Hol's der Teufel".

      Este nombre, que en castellano significa algo así como "Que el Diablo te Ileve", fue el que se utilizó para denominar este importante modelo.

      En este punto nuestro árbol genealógico se bifurca en dos ramas:

      En 1922 el desarrollo del vuelo con planeadores ya era una verdadera política de Estado del gobierno alemán. En este contexto decidió apoyar la creación de una especie de empresa semioficial, basada en el cerro Wasserkuppe, que se conoció con el nombre de Rhön Rossitten Gesellschaft (R.R.G.), un emprendimiento en el que se unieron los esfuerzos de los más importantes diseñadores de la época, entre ellos Alexander Lippisch, Fritz Stamer, y Hans Jacobs.

      En 1923 el "Hol's der Teufel" de Lippisch ya había demostrado su valía, de manera que el R.R.G. decidió perfeccionarlo para ponerlo en producción. Así nació en 1925 la versión que se conoció como RRG RI Zögling, un primario estandarizado de 10 metros de envergadura (contra 13 metros del "Hol's der Teufel"), que se puso en producción en 1926. Este planeador se fue mejorando en versiones sucesivas que se conocieron como Zögling 27, Zögling 31 y Zögling 35, denominaciones en las que los núneros indican el año (existen otras versiones intermedias, poco trascendentes).

      La segunda rama del árbol genealógico del SG-38 se inició con un planeador primario que era conceptualmente similar al "Hol's der Teufel", diseñado por Gotlob Espenlaub en 1924. Este aparato, que fue construido en serie por la empresa Flugzeugbau Schneider con el nombre de ES-29 (también conocido como ESG, por Edmund Schneider Grunau), se rebautizó como Grunau 9, un primario que tenía algunas mañas no deseables.

      A partir de 1925 se reinició en Alemania la construcción de aviones motorizados, pero la instrucción de vuelo mediante planeadores había demostrado ser de muy alta calidad, de manera que el gobierno siguió apoyando la actividad. Este fue el motivo por el que ese año el R.R.G. se convirtió en un ente totalmente estatal, al transformarse en el tamoso D.F.S. (Deutsche Forschungsanstalt für Segelflug), un instituto científico para la investigación del vuelo a vela que estuvo dirigido por nuestro conocido Dr Walter Georgii.

      Con el correr del tiempo, ante las falencias del Grunau 9 y la proliferación de las distintas versiones del Zögling, el D.F.S. decidió unificar el diseño de todos los primarios para crear un modelo único y definitivo. El desarrollo estuvo a cargo de un equipo del instituto compuesto por nuestro conocido Edmund Schneider, Ludwig Hofmann y un técnico de apellido Rehberg. Así nació el DFS-14, también conocido como SG-38 (SG por Schulgleiter y 38 por el año 1938), el extraordinario aparato que marcó la cúspide del desarrollo de los primarios.

      El diseño del SG-38 es un ejemplo de sencillez y eficiencia, a tal punto que puede ser considerado como la aeronave más copiada del mundo, un privilegio que comparte únicamente con el famoso diseño de C. G. Taylor que dio origen al Piper "Cub". Pero a diferencia del "Cub", cuyo concepto fue plagiado por los imitadores, en el caso de los primarrios no fue así, pues en realidad los alemanes alentaron las copias suministrando los planos constructivos a quienes los solicitaran. En el mundo se conocen más de cincuenta versiones importantes de estos planeadores, todas ligeramente diferentes entre sí, pero en última instancia, iguales.

En la Argentina

      Nuestro país fue uno de los más prolíficos constructores de primarios. Volaron entre nosotros los "Hol's der Teufel", todas las versiones del Zögling, los Grunau 9 (más su desarrollo autóctono Grunau 9A), los SG-38, y una notable variedad de versiones locales (no menos de quince). En total, tuvimos nada menos que unos cuatrocientos planeadores primarios.

Artículo extraído de la revista Volovelismo Argentino


       Qué es un planeador "Primario" ? - Descripción genérica de un primario
       El Grunau 9A - Un invento argentino
       Los primarios - Fotografías de planeadores primarios


                 


Junín - Bs. As. - Argentina